El uso de tapones para los oídos | E-Lentillas

El uso de tapones para los oídos

Aunque el verano ha terminado, los niños también hacen deporte en invierno.

Taponamiento, picazón, otitis son algunas de las afecciones que pueden padecer si no tomamos las medidas correctas.Asimismo, los especialistas recomiendan que los niños no se zambullan de forma brusca en el agua porque podría entrar a presión en sus oídos generándoles otitis además de otras infecciones.

Los cambios de presión producidos en los viajes, la manipulación de los oídos con objetos punzantes o el uso de auriculares para escuchar música a todo volumen, influyen también de forma muy negativa en el sentido auditivo de los más pequeños.

Es importante que elijamos bien el tipo de tapón dependiendo para lo que lo quieras usar.  Los tapones para los oídos usados para detener el ruido, no están concebidos para la natación y no sellarán de forma suficiente en la oreja. Las opciones de los distintos tipos de materiales de los tapones de natación para el oído incluyen silicona moldeable y plásticos blandos. Los tapones de espuma estan  pensados para reducir el ruido, no para que no entre agua, por lo que deberíamos evitarlos.

Te damos algunos consejos para el cuidado de los oídos de los niños:  

- Protege sus oídos cuando se bañen en el mar o en la piscina usando los tapones de material hipoalergénico que se adaptan totalmente al conducto auditivo. Estos tapones resultan muy cómodos pues se adaptan perfectamente a sus oídos, protegiéndolos de posibles infecciones provocadas por el agua. Descúbrelos en nuestra web. 

– Evita que se expongan prolongadamente a ruidos fuertes y a corta distancia, como por ejemplo el ruido de los petardos en fiestas populares o el de las atracciones de las ferias. 

– Evita que tengan muy alto el volumen de la música o del televisor.

– Limítale el tiempo de escuchar música mediante auriculares y redúcele el volumen. Para escuchar música sin dañar los oídos existen los protectores POPCARE fabricados a medida en silicona blanda. Permiten escuchar música en cualquier ambiente sonoro a menor intensidad.

– Evita que se bañe en aguas poco saludables, ya que el agua contaminada contiene cientos de bacterias y gérmenes y ésta es la principal causa de otitis.

– Explícale que debe zambullirse lentamente en el agua cuando esté en el mar o en la piscina. La presión del agua puede causarle daños auditivos y facilita la entrada de infecciones.

– No utilices bastoncillos o elementos punzantes para secar sus oídos.

– Sécales bien los oídos con la punta de una toalla o con un paño después de cada baño para evitar la humedad en el conducto auditivo.

– En los viajes de largo recorrido o durante el aterrizaje y despegue del avión, dales un chicle para masticar o, si es un bebé, ponle el chupete para que anule el efecto del cambio de presión.

Aun teniendo en cuenta todos estos consejos, si el niño nota ruidos o molestias auditivas, acude al especialista lo antes posible.

 

 

 

 

 

Con E-lentillas siempre tendrás
garantía de satisfacción