No hay que tirar las lentillas al desagüe | E-Lentillas

No hay que tirar las lentillas al desagüe

 

Más de la mitad de los usuarios habituales de las lentillas reconocen no saber dónde tirarlas cuando ya las han usado. Algunos dudan entre reciclarlas, tirarlas a la basura, y otros optan arrojarlas por el váter. Solo hay una respuesta correcta: tirarlas a la basura.

Las lentes de contacto pueden amenazar la vida acuática ya que la mayoría de los usuarios tira estos pequeños plásticos por el sumidero del lavabo o por el inodoro, de modo que se descomponen en microplásticos que terminan en los estómagos de la fauna de ríos y mares y, finalmente acaba en la cadena alimentaria,Lo cierto es que si tienes dudas, no deberías tirarlas por los desagües, y es que sus efectos en el medioambiente son dañinos. Aunque puedas pensar que son demasiado pequeñas y frágiles, su composición se convierte en un elemento nada fácil de descomponerse.

Al fin y al cabo, las lentillas están hechas de plástico y si utilizas el inodoro para deshacerte de ellas estás provocando un mal a la naturaleza muy difícil de paliar.  Hay que darse cuenta que estos microplásticos pueden ser confundidos por los organismos acuáticos por alimentos y como estos plásticos no son digeribles, afectan dramáticamente al sistema digestivo de la fauna marina. Estos animales son además parte de la cadena alimentaria, por lo que eventualmente se podrían encontrar en los alimentos que comen los seres humanos que se estarían exponiendo de forma involuntaria a contaminantes plásticos y otras sustancias que van pegadas a las superficies de los plásticos.                

Lo que aún esta por determinar es como se reciclan las lentillas, ya que no queda clara donde hay que tirarla en la basura. 

Para acabar con este dilema, una colaboración entre el fabricante médico Johnson & Johnson Vision y la empresa de reciclaje TerraCycle ha dado como resultado el Programa de Reciclaje de Lentes de Contacto ACUVUE, el primer programa nacional gratuito del Reino Unido que permite a los consumidores reciclar sus lentes de contacto. El objetivo es reducir los residuos de plástico en vertederos y vías fluviales. Está previsto proporcionar más de mil ubicaciones públicas de reciclaje para el desperdicio de estos objetos.

El estudio estadounidense emitía un mensaje claro dirigido a los fabricantes para que, al menos, incluyan en los envases una etiqueta que explique cómo deshacerse de las lentillas: ubicarlas en el mismo lugar que se tiran los desechos sólidos. Otra solución pasaría por fabricar lentes hechos de polímeros inertes biodegradables. Los expertos no se plantean la prohibición de estos objetivos (como se ha hecho con las pajitas) porque son demasiadas las personas que dependen de ellos, sobre todo de las desechables diarias. La mejor solución, aseguran, es buscar la eliminación más adecuada.

Espero que os halla parecido interesante y lo que queda claro, es que no se tiran por los desagües.

 

 

Con E-lentillas siempre tendrás
garantía de satisfacción